En Logroño nos encotramos con esta inyectora de suelas de calzado de 18 puestos. El cliente tiene varios puestos que no funcionan y tambien dispone de algunos puestos de repuesto que no funcionan.

Nos llevamos los que no funcionan y logramos poner varios en funcionamiento pero con algunos de ellos no hubo solución así que se optó por retirar toda la electronica de estos puestos no recuperables y colocar un autómata que gestionase lo que antes era gestionado por la tarjeta electronica.

IMG 20180604 WA0010 400